PARTE 2: El estudio más largo jamás realizado sobre humanos... y cómo afecta a los expatriados en Suiza.



Robert J. Waldinger es un psiquiatra de Harvard que dirige el estudio científico más largo jamás realizado sobre la felicidad humana: el Estudio Longitudinal de Desarrollo Adulto de Harvard.

Comenzó en 1938 con más de 700 participantes seleccionados al azar.

A pesar de que muchos de los investigadores y participantes originales han muerto, el Dr. Waldinger, como el cuarto director del estudio, tiene acceso a una cantidad de datos sin precedentes sobre la felicidad. Y lo que ha descubierto puede que no te sorprenda del todo...


Según la investigación del Dr. Waldinger, la clave para una felicidad duradera no es la riqueza ni la fama. No, el verdadero secreto de la felicidad perdurable son las buenas y cálidas conexiones con otras personas.

Pero... lo que sí es sorprendente, es que estas conexiones no necesitan ser necesariamente profundas o íntimas; incluso las conexiones superficiales con tu comunidad y entorno pueden tener un profundo impacto en tu sentido general de bienestar mental. Y... también en tu salud física.

 

Vuelve a leer esa última frase y déjala calar...

Al principio, los investigadores y neurocientíficos ni siquiera creían los resultados... ¿Cómo podrían las relaciones afectar también nuestra salud física? El estudio descubrió que las personas que se sienten conectadas con los demás tienen cerebros más agudos, son menos propensas a desarrollar diabetes o enfermedades del corazón, y se recuperan más rápido de las enfermedades. Y por lo tanto, viven en promedio 20 años más que...

Aquellos que se sienten aislados y desconectados (incluso si están rodeados de gente), porque son más propensos a la soledad, la depresión, la inflamación y el estrés crónico.

Muchos de estos efectos se deben a la serotonina, la oxitocina y una respuesta al estrés que circula en nuestra sangre, la respuesta de lucha o huida. Y las relaciones cálidas reducen esas hormonas del estrés...


Pero volvamos al Dr. Waldinger...

Según él, simplemente charlar con tu barista cada mañana, conocer a tus vecinos o interactuar con tus colegas en el trabajo puede ayudarte a cultivar un sentido de pertenencia y aumentar tu felicidad (y por ende, tu salud) general.

Pero, como alguien que ha experimentado vivir en un país con una población reservada como Suiza, puedo dar fe de los grandes obstáculos que presenta la barrera del idioma.

Incluso si puedes comunicarte en inglés, es difícil formar parte verdaderamente de la comunidad, ser un "insider" cuando eres percibido como "ese" extranjero que no habla el idioma local. Esto generalmente lleva a un constante sentimiento de ser un "outsider".

Los suizos, aunque respetuosos y educados, tienen razón al pensar que cualquiera que viva aquí durante años debería ser capaz de hablar su idioma...

Imagina cómo te sentirías si tuvieras extranjeros llegando a tu país sin realmente interesarse por hablar tu idioma.

Pero... muchos de los expatriados realmente hacen un esfuerzo y tratan de aprender alemán o suizo alemán...

Lo irónico aquí es que las mismas instituciones a las que los expatriados recurren en busca de ayuda, como las escuelas de idiomas, pueden estar exacerbando el problema.

Las escuelas de idiomas están impulsadas por una industria del billón de dólares que perpetúa malentendidos sobre el aprendizaje del alemán, enfocándose en muchos aspectos inútiles en lugar de la única cosa crucial que determina tu nivel de alemán hablado.

En otras áreas de la vida, concentrarse en un aspecto crítico puede generar resultados significativos.

Keller observó que "ese enfoque de una cosa" es efectivo incluso cuando el tiempo es limitado.

Una vez consultó a su amigo (un experto en guitarra) pidiendo consejo sobre qué actividad de guitarra priorizar si sólo tenía 30 minutos al día, para lograr el 80% de los resultados deseados. Este enfoque demostró (de nuevo) ser exitoso.

Y, para descubrir una actividad que los exitosos aprendices de alemán hacen, ¿a quién mejor que mirar a los niños?

Pero primero, reconozcamos el elefante en la habitación...

El enfoque actual del aprendizaje de idiomas es un sistema roto que deja a demasiados expatriados en Suiza sintiéndose frustrados y desilusionados.

No sólo que el sistema actual no ayuda, eso sería lo menos problemático, pero lo que muchos no se dan cuenta es que en realidad es perjudicial para los estudiantes.

Les impide hablar con fluidez y por lo tanto destruye su confianza, motivación y convence a muchos de que no tienen talento o que son demasiado viejos.

El sistema está más interesado en vender millones de libros de gramática (y la cantidad de puntos sin sentido obtenidos en algún examen oscuro)... que en ayudar a los estudiantes a lograr fluidez hablada.

Quiero darte un...

Advertencia Amistosa

Lo que estoy a punto de revelar aquí no te ayudará a sumar algunos puntos en una prueba de gramática alemana sobre conocimientos gramaticales, pero definitivamente te equipará con las herramientas para conversar en alemán sin esfuerzo, en aproximadamente 90 días. Para hablar con fluidez conversacional, libre de las cadenas de la vacilación o la duda personal... Para poder mantener tu propio ritmo en conversaciones animadas con personas de habla alemana mientras disfrutas de una cerveza fría, sin pedirles que ajusten su ritmo de habla por ti.

Copyright 2023 Fluency Sprint Privacy & TOS